Tema Trimestral 

Decreto Sanabria (fin del fifty-fifty) 

En enero de 1958 fue derrocado el Presidente Marcos Pérez Jiménez. Se estableció entonces un gobierno provisional con una Junta de Gobierno presidida por el Vice-Almirante Wolfang Larrazábal. En octubre de este mismo año, Larrazábal renunció para presentarse como candidato presidencial, y la Junta pasó a ser presidida por Edgar Sanabria. La Junta, disponiendo de poderes extraordinarios, decretó sorpresivamente, el 19 de diciembre, una reforma a la Ley de Impuesto sobre la renta, ya siendo Rómulo Betancourt el presidente electo, aunque no había tomado posesión del cargo.   

        

Básicamente, la reforma de la LIslR de 1958 modificó la escala del Impuesto Complementario progresivo, empezando con un 2% para ingresos mayores de ocho mil bolívares, llegando hasta 45% para ingresos superiores a 28 millones. De tal manera, la tasa total aplicable a los más altos ingresos, llegaba ahora a 47,5%. Con ello, el Impuesto Adicional de 50% ya no se aplicaría a las compañías, pero sí seguía surtiendo efecto en cuanto a los dueños de regalía.

 

En cuanto al aspecto cuantitativo de la reforma, el resultado fue que las compañías pagaron un total de 1.465 millones para 1959. De esta forma y tomando en cuenta las ganancias de las mismas, podemos afirmar que el Decreto-Ley produjo un ingreso petrolero adicional de más 500 millones de bolívares, que en caso de no aplicar la Reforma se habrían perdido o el Estado nunca hubiese tenido la capacidad recaudarlos, tal y como lo afirmaba el Ministro Pérez Alfonzo.

Publicación relacionada
Decreto G.O. 1958
Memoria del M.M.H. 1957